Prevención en problemas de alcohol y otras drogas

 

“Si una nueva y terrible enfermedad apareciera de pronto en América (una enfermedad de causas desconocidas, con posibilidades de intoxicar el agua o el aire) seguramente sería tratada como una emergencia nacional.

Supongamos que esa enfermedad tiene un efecto tan peligroso en nuestro sistema nervioso que 10 millones de personas en nuestro país se vuelven insanas por períodos que duran entre unas pocas horas o semanas o meses y estos períodos se repiten por períodos que duran entre 15 a 30 años…

istock_000002574354xsmall.jpg

Supongamos que durante estos períodos de insanidad se cometen actos de destructividad de tal naturaleza, que la vida material y emocional de familias enteras se vería en peligro, con 40 millones de personas cruelmente afectadas. El trabajo en negocios, industrias, profesiones y fábricas se vería muy perjudicado, saboteado o sencillamente no realizado y ese año más de mil millones de dólares se necesitarían para arreglar en una pequeña medida, los daños ocasionados por tal enfermedad.

Finalmente, imaginemos que esta enfermedad tiene la particularidad de alterar el juicio de una persona, a tal punto que no le permite ver que está enfermo, distorsionando de tal manera su forma de ver la vida que desea seguir estando enfermo.

Tal emergencia, incuestionablemente, sería catalogada como un desastre nacional, y miles de millones de dólares y miles de científicos se pondrían a trabajar para encontrar las causas de esta enfermedad, tratar las víctimas y prevenir su extensión.

La temida enfermedad que acabamos de describir está actualmente aquí: es el alcoholismo”.

Ruth Fox, M.D.
Presidente de American Medical Society on Alcoholism (1981)

 

Las líneas anteriores forman parte de la introducción del trabajo de investigación “Prevención en problemas de Alcohol y otras drogas”, actualmente utilizado como material de estudio del programa de Salud Mental de la Facultad de Medicina de la Universidad de Buenos Aires.

En ese artículo, se desarrolla un enfoque de prevención cuyo eje es apuntar a ambientes de alto riesgo. ¿Cómo se debe identificar a las personas de alto riesgo? ¿Qué pueden hacer los padres, maestros y otros adultos para reducir los riesgos de los problemas de alcohol y otras drogas en los jóvenes más vulnerables?

El objetivo de este trabajo es acercar respuestas a estas dos preguntas e informarnos sobre las más recientes experiencias y avances epistemológicos sobre este tema, que actualmente se realizan en países desarrollados.

 

¿Te gusta esta nota?

0 Respuesta a “Prevención en problemas de alcohol y otras drogas”


  • Ningún Comentario

Añade un Comentario