¿Se preocupa por como bebe?

Muchas personas tienen una imagen estereotipada de lo que es un alcohólico: creen que es un hombre, de mediana edad, que ha estado bebiendo durante 20 años o más, que está borracho la mayor parte del tiempo, que lo han echado del trabajo, y que bebe bebidas fuertes.

Tal vez la imagen más común es la del borracho que vemos tirado en la calle. Si bien cualquiera de los mencionados puede ser un alcohólico no quiere decir que una persona que no responde a ese patrón no sea alcohólica. Generalmente, el alcohólico es la última persona que se entera que tiene un problema de alcohol.

alcoholproblems.jpg

La negación de la enfermedad está sostenida por una serie de pre-conceptos del alcohólico típico.

Las siguientes son las razones más comunes por las cuales un alcohólico dice que no puede ser alcohólico.

  • No puedo ser un alcohólico porque no soy un borracho perdido. Este estereotipo más común del alcohólico es del borracho perdido que vemos tirado en la calle. Menos del 5% de los alcohólicos son borrachos perdidos. No es necesario haber perdido el trabajo, la familia, la salud y los amigos para ser considerado un alcohólico. El alcoholismo se da en cualquier clase social o económica. Se da en ejecutivos, médicos, maestras, abogados, amas de casa, religiosos, obreros, etc.
  • No puedo ser un alcohólico porque soy demasiado joven. El doctor Yellinek, de la Universidad de Yale de los EEUU, uno de los pioneros de la investigación del alcoholismo, desarrolló una tabla de síntomas del alcoholismo, basada en años de estudio. Estos signos van desde aumento de la tolerancia al alcohol hasta los temblores e inhibiciones psicomotoras. Durante muchos años, muchos especialistas sostenían que el alcohólico era aquel que había atravesado muchas o todas las fases de la tabla de Yellinek, durante un período de 15 a 20 años. Pero esto no es necesario. No es la edad ni la cantidad de tiempo que ha estado bebiendo, la clave para diagnosticar el alcoholismo. El factor más importante es que le esta haciendo su forma de beber a su vida. Si está afectando algún área de su vida, esa persona es ya una alcohólica, no importa la edad que tenga o el tiempo que lleva bebiendo.
  • No puedo ser un alcohólico porque el alcoholismo es una enfermedad masculina. Treinta años atrás, uno de cada seis alcohólico era mujer. Ahora, uno de cada tres. El alcoholismo no es una enfermedad masculina. Es una enfermedad de las personas no importa su sexo.
  • No puedo ser un alcohólico porque no bebo antes de las cinco de la tarde. Sólo porque alguien elija beber de tarde no asegura que esa persona no sea alcohólica. El alcoholismo no tiene que ver con el momento del día en que se bebe. No es tanto cuando una persona bebe la que determina si esa persona es alcohólica, sino qué ocurre como resultado de su beber. No importa a que hora; si una persona bebe más de lo que se había propuesto , esto habla de una pérdida de control. Esto no quiere decir que se emborracha cada vez que lo hace, pero que usualmente bebe más de lo que se había propuesto.
  • No puedo ser alcohólico porque bebo solamente los fines de semana. Una persona puede beber los fines de semana, pero si esa persona pierde el control puede ser alcohólica. Cuando bebe, la pérdida del control es la clave a considerar. Si usted insiste en que tiene control con la bebida haga el siguiente experimento. Durante un mes, sólo beba dos unidades de alcohol por día (una unidad equivale a un vaso de vino o una medida de whisky o un porrón de cerveza). Si durante un mes no ha perdido el control puede ser que Ud. no esté teniendo problemas, pero si fracasa significa que ha perdido el control y necesita ayuda.
  • No puedo ser un alcohólico porque nunca he tenido problemas con la Ley a causa de mi forma de beber. Estudios acerca de personas detenidas por intoxicación alcohólica o por manejar habiendo tomado alcohol muestran que un alto porcentaje son bebedores excesivos o alcohólicos. De todas maneras, sólo porque una persona no ha sido detenida aún por esta causa, no le asegura a esa persona no tener problemas con el alcohol o ser una alcohólica. Ya sea en la vida pública o privada, si la forma de beber de una persona está comenzando a perturbar la vida social, familiar o laboral de una persona, esto quiere decir que el alcoholismo esta ahí dando vuelta.
  • No puedo ser alcohólico porque sólo bebo cerveza. Si bien la cerveza tiene menos alcohol que otras bebidas, esto no quiere decir que intoxique menos o que produzca menos adicción que otras bebidas alcohólicas, como el vino, whisky, gin, vodka, etc. Tampoco indica que las personas que beban cerveza tengan menos posibilidades de ser alcohólicas que otras que beben otras bebidas alcohólicas. El alcohol de la cerveza es el que intoxica, así como el alcohol del vino, whisky, gin, sidra, etc. Además, las personas que consumen cerveza tienden a consumir más cantidad, y si no pensemos en el verano, algunos beben seis porrones de cerveza, equivalentes en contenido alcohólico a seis whiskies.
  • No puedo ser alcohólico porque sólo bebo vino. Como el vino acompaña tradicionalmente las comidas, hay una tendencia a no verlo como una bebida alcohólica. Pero el vino también puede exponer a una persona a convertirse en alcohólica. Es el alcohol contenido en el vino el que intoxica. El índice de alcoholismo más alto en el mundo se encuentra en Francia y la mayoría de los franceses que son alcohólicos beben vino. No es el tipo de bebida alcohólica la que produce el alcoholismo. Es el alcohol contenido en la bebida la que expone al que lo usa al riesgo de convertirse en un alcohólico.
  • No puedo ser alcohólico porque nunca he tenido problemas en el trabajo a causa de mi forma de beber. Los programas de alcoholismo en las empresas, han ido aumentando en los últimos años en los EE.UU. (actualmente, el 70% de las empresas lo tienen) porque los empleados se han dado cuenta de que no es sólo humanitario tratarlos, sino que les ayuda a ahorrar dinero –por cada dólar que se invierte en éstos programas General Motors se ahorra tres dólares y hasta quince en United Airlines-. Los empleados alcohólicos recuperados tienden a ser trabajadores leales y productivos, de acuerdo a los estudios realizados en las empresas más importantes que realizan estos programas. Muchas personas tienden a pensar que cualquier alcohólico tiene problemas en el trabajo. Pero esto no es así. Hay alcohólicos que nunca beben en su lugar de trabajo y a pesar de que su problema con el alcohol no afecta su trabajo, igual son alcohólicos. Cuando el alcohol empieza a interferir en su trabajo, este es un signo de que esta persona, puede ser una alcohólica, pero aunque el alcohol no interfiera en su trabajo, esa persona puede ser una alcohólica y el alcohol puede estar afectando otras áreas de su vida como la social, la familia y la salud.
  • No puedo ser alcohólico porque puedo dejar el alcohol cuando quiera. ¿Cuándo fue la última vez que decidió dejar de tomar por un tiempo? Si Ud. ha decidido eso, posiblemente es porque está teniendo problemas con el alcohol. Un bebedor que no es alcohólico no necesita eso porque no pierde el control cuando bebe. Ser capaz de dejar de tomar alcohol por un tiempo, aún por períodos largos, no asegura a una persona no ser alcohólica. Al contrario la necesidad de dejar es un signo de que el alcohol está trayendo problemas en su vida y es probable que esta persona sea una alcohólica.
  • No puedo ser alcohólico porque aún tengo buena salud. Los jóvenes, especialmente los que han sido deportistas, creen que no pueden ser alcohólicos porque el alcohol no les afecta la salud. Es cierto que hay personas que beben en exceso durante años y no observan signos evidentes de daños en la salud, pero a largo plazo el daño se va a producir. Si bien hay excepciones, muchos alcohólicos no viven muchos años. El alcohol disminuye la expectativa de vida en 8 a 10 años. El alcohol afecta muchos de los órganos del cuerpo. La apariencia de buena salud y la falta de claros signos en el cuerpo de una persona no aseguran que no sea alcohólica.
  • No puedo ser alcohólico porque nunca bebo sólo. Si bien el beber es un síntoma de alcoholismo, el hecho de que una persona nunca beba sola no es sinónimo de que no sea alcohólica.

Hay más mitos y preconceptos acerca del alcoholismo pero estos son algunos de los más comunes.

Para saber si tiene problemas con el alcohol, puede responder al siguiente cuestionario: ¿Cómo saber si tiene problemas con el alcohol?, del National Council on Alcoholism.

Alejandra Inés Lacroze.
Psicóloga, Directora del Programa de Asistencia al Empleado/Estudiante (P.A.E.)

Artículo publicado en Diario La Nación. Suplemento Prevención de Adicciones. Domingo, 28 de Noviembre de 1999.

¿Te gusta esta nota?

0 Respuesta a “¿Se preocupa por como bebe?”


  • Ningún Comentario

Añade un Comentario