El consumo de alcohol en la mujer

El alcohol es la droga de mayor abuso en el mundo. El alcoholismo es una enfermedad progresiva que puede afectar a cualquiera sin importar su sexo, clase social, educación, e inteligencia.

Su consumo puede resultar adictivo en las dosis no recomendadas y favorecer el desarrollo de hipertensión arterial y su consecuente daño cerebral, daño hepático y diversos tipos de cáncer.

El alcohol tiene un efecto más fuerte en las mujeres porque el organismo de la mujer posee más grasa y menos agua.

istock_000003632784xsmall.jpg

Su consumo debe limitarse a no más de 2 (dos) unidades por día en el hombre y no más de 1 (una) unidad por día en la mujer ya que ha demostrado ser en esas dosis protector cardiovascular.

No hay dosis segura de alcohol durante el embarazo. No beba alcohol si sospecha que está embarazada. El alcohol tiene severos efectos tóxicos sobre el feto, pudiendo constituir el síndrome alcohólico fetal. Esta es una de las principales causas prevenibles de retardo mental y defectos de nacimiento.

El alcohol suele estar asociado a conductas placenteras. El deseo de beber sin límite buscando efectos cerebrales placenteros es la razón principal que lleva al abuso y su dependencia.

Provoca trastornos de conducta, dificultad en el trabajo, en el estudio y en la vida familiar con alternancias de agresividad o depresión y provoca graves accidentes automovilísticos.

¿Te gusta esta nota?

0 Respuesta a “El consumo de alcohol en la mujer”


  • Ningún Comentario

Añade un Comentario