Desórdenes de la alimentación: Anorexia Nerviosa – Bulimia

La sociedad permanentemente envía un doble mensaje, que es el de mantenerse muy delgada para estar sana y atractiva y, por otra, consumir todo tipo de alimentos que son producidos de manera muy deliciosa y son muy publicitados.

La mujer quiere estar flaca y debe entonces someterse a regimenes exageradamente hipocalóricas. El precio de la delgadez puede entonces, pagarse en términos de salud física y mental.

Diferencias más importantes entre Anorexia nerviosa y Bulimia

anorexia-bulimia.jpg

¿Cómo se pueden prevenir estas enfermedades? ¿Qué actitudes tomar frente a una hija o hijo anoréxico?

¿Cómo se pueden prevenir estas enfermedades?

  • Los hábitos alimentarios comienzan a gestarse en la infancia, por ello es tan importante el papel de la familia.
  • Las necesidades de los chicos no giran exclusivamente alrededor de la comida.
  • Los bebés no sólo lloran por hambre, a veces sienten temor, dolor, calor, frío y entonces la comida no los calma.
  • El amor puede demostrarse a través de paseos, juegos, o sencillamente demostrarles interés por lo que les pasa.
  • No se debe premiar o castigar la conducta de los hijos con comida.
  • Por sobre todas las cosas: escuchar, conversar, interesarse y compartir son los términos que contribuyen a una exitosa relación en un ambiente familiar.

¿Qué actitudes tomar frente a una hija o hijo anoréxico?

No favorezca en su hija/hijo el manipuleo que ella/él ejerce sobre usted a través de la comida:

  • No obligue a comer.
  • No lo observe mientras come.
  • Evite discusiones por la comida y el peso.
  • No centre su preocupación y su comunicación en la forma de comer de su hija/hijo.

Lic. Alejandra Inés Lacroze
El presente artículo fue utilizado como base el Programa de Asistencia al Empleado (PAE) desarrollado en Astra (actual Repsol-YPF).

¿Te gusta esta nota?

0 Respuesta a “Desórdenes de la alimentación: Anorexia Nerviosa – Bulimia”


  • Ningún Comentario

Añade un Comentario